La “Humedad de los días” en las manos de Swinnen

05 de oct, 2017 Cultura

Martina Swinnen expone en el Foyer del Teatro. Arribará desde Luján el 16 de octubre con un resumen de sus obras. Será la primera expo individual de su carrera.


foto

Está acariciando el torso de una mujer que tiene los ojos cerrados y viste camisón. Ella la mira ensimismada y piensa sus secretos de mujer frente a su nueva producción. La  paleta, hoy, se viste de tierras y ocres, verdes y demás. Se exalta cuando entramos al taller porque no nos escucha llegar, pero ya estaba abstraída desde antes. Es que la obra que está terminando le gusta y eso le genera una adrenalina especial, con la cual va a convivir durante toda la charla.

Martina Swinnen tiene 19 años y hace más de dos que pinta todas las semanas de manera interrumpida. Eso quiere decir que ya es artista plástica y que con rapidez está transcribiendo en la tela lo que heredó de su padre, Jorge. Hace muchos años, lo veía pintar en soportes enormes y eso le ha quedado como una pincelada de fuego en la piel. Entendió que es una manera que tiene de exteriorizar sus emociones, pero a veces, como ahora, cuando todo va marchando bien, cuando las texturas se van acomodando casi solas, cuando las fibras de esa tela quedan en perfecta armonía con la pintura y sus colores componen un deseos hecho realidad, se exalta. No por nosotros. No fuimos nosotros quienes la asustaron al llegar. Ya estaba así por efecto del arte.

El próximo 16 de octubre, Martina Swinnen llegará al Foyer del Teatro Argentino para presentar su primera exposición individual desde las 20.30hs. Se trata de “Humedad de los días”, un conjunto de obras que viene a cerrar una etapa en su trabajo y que además se relaciona directamente con su otra pasión: la escritura. Porque Martina escribe, también. Y escribe cuando apaga la mirada y aparecen paisajes llenos de árboles con hojas amarillas. Y más allá, flores. Y así brotan, luego, las pinturas. Y más tarde, otra vez, los relatos. Y los retratos.

Influenciada por pintores como Cezanne, Matisse, Monet y Van Gogh, ella atraviesa sus días ideando su propio impresionismo, aquel al cual comenzara a acercarse hace tiempo en el taller del artista plástico Ricciardulli antes del impasse que la misma adolescencia le invitó a hacer para, después, estar ahí, acariciando ese torso de camisón verde.

Una propuesta joven e inédita que vale la pena acompañar para ver y admirar en un trabajo que por estos días va tomando forma propia.




CATEGORÍAS



88.5 RADIO PÚBLICA





VIDEOS



ESTAMOS EN FACEBOOK