Fuerte mensaje y llamado a la unidad en el aniversario de la declaración de la independencia.

12 de jul, 2021 Gobierno

El acto contó con amplia participación institucional, partidos políticos, actores sociales, referentes educativos, deportivos, del gabinete, de la salud, e incluso con funcionarios nacionales


foto

Se conmemoró el acto por el 205 aniversario de la Declaración de la Independencia nacional. Fue en plaza San Martín. Con un fuerte llamado a la unidad y el trabajo en conjunto como comunidad se contó con la presencia de distintos sectores de la sociedad. “Tenemos ejemplos en la ciudad de esta unidad por lo importante, de trabajar por el futuro y por el porvenir” afirmó el intendente Juan I. Ustarroz. 

El acto contó con amplia participación institucional, partidos políticos, actores sociales, referentes educativos, deportivos, del gabinete, de la salud, e incluso con funcionarios nacionales. Tras el acto se concretó, también, el tradicional Tedeum. 

Algunos de los conceptos del jefe comunal fueron los siguientes:  

“Sin lugar a dudas, cuando hablamos de nuestro país, de nuestra querida Argentina, es muy atinado siempre hacer referencia a los contextos internacionales, como hoy planteamos la independencia y podemos analizar qué grado de independencia real tenemos en lo económico, en lo financiero, en lo cultural, en lo sanitario. Y es fundamental desde un proyecto de ciudad, siempre articularlo con un proyecto de país. Y un proyecto de país hoy en un mundo globalizado, pensarlo y desarrollarlo a una escala regional para trabajar desde la lógica de la cooperación, de la colaboración. Esto no es lo que ha pasado en el mundo con la pandemia. Se impuso la fuerza de los fuertes y hoy muchísimos países están muy rezagados en algo  tan elemental como es el sistema de vacunación.  No podemos hablar de independencia del ser humano sin salud. No podemos hablar de un proyecto de país sin seres humanos que tengan esa salud indispensable para poder trabajar, para poder vivir” 

“Volviendo un poco a nuestra patria chica, a nuestra ciudad, creo que esta perspectiva regional, esta perspectiva de unidad que se planteaba es necesaria reafirmarla a través de acciones. La historia es la condición para reflexionar, para entender, para comprender. Pero la comprensión es la base para actuar. Y lo que transforma, lo que mejora la realidad es la acción. En la acción no hay un sujeto único que pueda llevar adelante una agenda tan compleja como la agenda que nos marca esta pandemia que debemos reconstruir un país, una ciudad, desde el punto de vista sanitario, económico, social, cultural. Entonces ahí necesitamos unidad, ahí necesitamos pensar, deliberar, reflexionar, pero necesitamos sintetizar. Necesitamos ver en qué puntos estamos de acuerdo y cómo podemos dejar de lado las diferencias. Lejos de la ecuación de restar y dividir, sumar y multiplicar. Y por eso nuevamente volvemos a apelar a algo que es fundante de un país, de la condición humana, que es la educación. Humildemente creemos que hay que construir una gesta por la educación. Y en esa gesta por la educación tenemos que participar todos los sectores unidos, sabiendo que en la diversidad está la riqueza. Que además de la cuestión económica, que siempre nos lleva mucho tiempo de nuestras vidas, lo que nos falta en términos económico. Pero vemos algo que Guido dijo con mucha claridad: la cuestión espiritual, la cuestión de los valores, que hace a la felicidad del ser humano.” 

“Entonces, para no irnos en palabras, creo que hoy mismo, ahora, tenemos ejemplos en la ciudad de esta unidad por lo importante, de trabajar por el futuro y por el porvenir 

“Este lunes nosotros vamos a tener reuniones con todo el sistema educativo, con el sistema público y el sistema privado y vamos a plantear a toda nuestra sociedad la necesidad de la participación. De un rol más activo del municipio, pero también de la comunidad en esta tarea tan importante que tiene que ver también con la independencia, que tiene que ver con el desarrollo, con el crecimiento y con la agenda que rápidamente tenemos que trazar de cara al futuro” 

“Somos conscientes que los docentes van a encontrar en las aulas realidades muy diversas, muy complejas, muy difíciles. De chicos que han perdido seres queridos, cuyos padres han perdido el trabajo. Muchos que han perdido poder adquisitivo. Pero lo que no tenemos que perder es esta idea de humanidad. Esta idea de patria: patria como memoria y sueño bajo la piel. Hay que volver a soñar. Hay que fortalecer la comunidad, los lazos y trabajar en cosas concretas. Debemos realizar estos encuentros. Debemos deliberar muchísimo, sobre el horizonte, sobre el futuro. Pero fundamentalmente tenemos que trabajar unidos para lograr construirlo y poder dejar una ciudad, un país, mejor para las próximas generaciones”. 


Quién también tomó la palabra fue el docente de historia Guido Ortubia, quién expresó: 

“Agradezco a las autoridades municipales por haberme invitado a compartir algunas palabras sobre la fecha que hoy nos convoca: un nuevo aniversario de la Declaración de Independencia, aquel 9 de Julio de 1816 en la ciudad de San Miguel de Tucumán. Los historiadores suelen explicar que este tipo de conmemoraciones tienen el propósito de propiciar un momento de reflexión colectiva, indagando en nuestro pasado para intentar encontrar alguna guía; enseñanzas que nos puedan brindar las experiencias de las generaciones anteriores en orden a reafirmar nuestra identidad y afrontar las dificultades presentes” 

“El proceso histórico por el cual los habitantes de esta tierra pudimos lograr nuestra emancipación política no fue fácil, estuvo plagado de dificultades y aciertos, marchas y contramarchas. Frente a un contexto de restauración monárquica en Europa tras la derrota de Napoleón ante una alianza liderada por Gran Bretaña y el avance de posiciones realistas en América que empujaron a Simón Bolívar a un exilio temporario en las islas del caribe, los congresistas de la asamblea tucumana se estaban jugando la vida en la tarea de delinear los pasos a seguir para sostener la revolución que había estallado en mayo de 1810” 

“Más allá de las fuertes discusiones que los dividieron en torno a la forma de gobierno -monarquía o república-, o la distribución del poder en la constitución de un futuro estado central -unitario o federal-, si hubo un punto en que la mayoría estuvo de acuerdo aceptando dejar sus diferencias de lado, tanto porteños como provincianos, fue que para asegurar la victoria había que adoptar una perspectiva de unidad continental. Esto quedó demostrado en el acta del 9 de julio cuando los diputados firmaron la declaración en calidad de “representantes de las Provincias Unidas de Sub-América”, y refrendado luego en la sesión del 21 de julio cuando se les tomó juramento a los diputados “Por Dios Nuestro Señor”, por la “Señal de la Cruz”, para defender a las “Provincias Unidas en Sub-América (…) del Rey de España (…) y toda otra dominación extranjera.”. Como ya lo había entendido San Martin al volver de las guerras napoleónicas -que como Gobernador de Cuyo fue uno de los máximos impulsores de la declaración-, y como lo comprendería Bolívar durante su estadía en Jamaica, no había posibilidad de formación de un estado independiente si no se peleaba por la libertad de todo el continente en un esfuerzo mancomunado de los pueblos americanos” 

“¿Qué enseñanza entonces nos puede dejar este proceso? Bueno, sin duda la certeza de que cada país participa de un contexto internacional del que no puede sustraerse y que ejerce fuerzas reciprocas que vuelven inviables las acciones aisladas. En la unidad esta la fuerza. Muchos de los males que aquejan a nuestros países hoy en día encuentran sus raíces en esto: la desunión a la que nos han llevado ciertos intereses externos -con complicidades internas- (Bolivia) es lo que ha imposibilitado entre otras cosas compartir la infinidad de recursos materiales -riquezas naturales-, pero también recursos humanos y espirituales que posee nuestra América. Los americanos somos pueblos que compartimos cinco siglos de vida conjunta, tributarios tanto de las herencias indígenas como españolas que encontramos presentes en nuestras instituciones, nuestras leyes, nuestras costumbres, nuestra religión, nuestro idioma y nuestra sangre. La comunidad latina-hispanoamericana debe retomar la creación de su propia historia e identidad ancladas en esta matriz cultural común con un sentido de unidad, tal como acertadamente lo vislumbraron nuestros libertadores” 

Ofrendas y Participación 

Además, se hizo la tradicional colocación de ofrendas florales a instancias del Departamento Ejecutivo y del Honorable Concejo Deliberante. Participaron también integrantes de la Dirección e Culto y el Jefe de Gabinete de la Dirección de Hospitales Provinciales. Tras el acto se trasladaron, con las banderas de ceremonias de ceremonia a cargo del CFP Nº401 cuya abanderada fue Laura Carpintero y del CFP Nº402 cuya abanderada fue María Del Águila, con Lucia Martínez y Yanina Martínez de escolta.




CATEGORÍAS



88.5 RADIO PÚBLICA





VIDEOS



ESTAMOS EN FACEBOOK